Ñoquis de polenta con salsa de pollo y berenjenas



Aromas y sabores que saben a invierno y “Ñoquis caseros”, sin dudas son una de las pastas preferidas por los más chicos, y cómplices de domingos en familia.
Dicen que dan suerte y que si se los come un día 29 con un billete debajo del plato, multiplican nuestro dinero.
Prontos a un nuevo 29 de mes, y  verdad o mentira, nada se pierde con probarlos. Los hay variados, pero de polenta… son difícil de encontrarlos.  Los vi por primera vez, hace más de un par de años, en una página amiga italiana “La Cucina di Federica” y quien mejor que ellos, los italianos, para enseñarnos las mejores pastas, desde entonces son habitual en mi cocina.
En esta receta debemos tener muy en cuenta la salsa con que se acompañan, al igual que en las pastas rellenas, no todas quedan bien.

Separamos la receta en dos procedimientos:

Ingredientes:

Para los ñoquis

Polenta (la más fina que consigamos en el mercado y de cocción rápida): 300 gramos
Yema de huevo: 1
Aceite: 2 cucharadas
Harina 000: 200 gramos
Queso rallado fino: 2 cucharadas

Como los preparamos?

1. Una vez pesada la polenta la mediremos por taza, colocaremos a calentar 2 ½ de esta medida tomada en taza de agua, cuando rompe en hervor, colocaremos un puñado de sal gruesa y las dos cucharadas de aceite,  incorporamos en forma de lluvia la polenta y sin dejar de revolver cocinamos por 1 minuto.
2. Retiramos del fuego y dejamos entibiar.
3. Una vez tibia a fría, incorporamos la yema de huevo, las dos cucharadas de queso rallado y de a poco la harina, debemos tener especial cuidado, ya que siempre parecerá que necesita más harina, la cantidad es justa, debemos formar una masa homogénea, la cual quedará NO demasiado suave.
4. Proceder a formar con trozos de masa, los cordones típicos de los ñoquis, cortarlos en pequeños trocitos y pasarlos por la tablita o tenedor para formarles el rayado.
5. Hervir en abundante agua salada, hasta que suban a la superficie, retirar con espumadera, colocarlos en una fuente adecuada para servirlos con la salsa.


Ingredientes

Para la salsa

Pechuga de pollo: 1 cortada en cubitos
Aceite: 4 cucharadas
Berenjena: 1 grande
Ajo: 1 diente
Cebolla morada: 1 pequeña
Romero: 1 ramita
Vino blanco seco: 150 ml.
Tomate triturado: 1 caja de 500 ml (o su equivalente fresco, pelado y licuado)
Sal y pimienta:  a gusto
Azúcar: 1 cucharadita.

Como la preparamos?

1. Saltear la pechuga cortada en pequeños cubos en el aceite hasta sellar muy bien, agregarle la berenjena también cortada en cubos, una vez que ésta comienza a cambiar de color, incorporar la cebolla cortada en juliana, y el ajo picado. Cocinar revolviendo durante 5 minutos.
2. Agregar el vino y dejar evaporar, sumar el tomate, la ramita de romero y el azúcar, salpimentar  y cocinar por 5 minutos más.
Cocinados los ñoquis, escurrir y mezclar con la salsa. Servir de inmediato con queso rallado a gusto.



Quizás también te guste...

4 comentarios

  1. En casa no somos muy de noquis....pero la salsa me la llevo para acompañar a la pasta...me gusta...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho que no cocino ñoquis, Graciela. Me gustan mucho con una buena salsa.
    Besitosssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. !Muy ricos, los voy a hacer!

    ResponderEliminar
  4. EN CASA SE HACEN TODOS LOS DÍAS 29, ESTA SEMANA SERÁN CON TU RECETA DE POLENTA, NO FALTARÁ EL BILLETE DEBAJO DEL PLATO! BESOS

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi cocina que es también la de Ustedes!
Gracias por dedicarme un poquito de su tiempo, disfruto mucho leyendo sus comentarios son absolutamente todos leídos y agradecidos!!, recuerden que pueden comentar o consultar como anónimos si no poseen blog, encontrarán la opción dentro del cuadro de "comentar como", les contestaré inmediatamente debajo de la consulta o donde me indiquen, no olviden dejar su nombre ヅ.
Ahora también puedes comentar usando Facebook, debajo de la receta se encuentra la caja de comentarios.